domingo, 4 de marzo de 2012

Crónicas de América



El impacto de una conquista renacentista con mentalidad medieval


El Renacimiento impulsó a los europeos a llevar a cabo el proyecto de expansionismo que los conduciría al Nuevo Mundo, donde se encuentran tres formas de ver la vida: la propia de los indígenas por su cosmovisión; la renacentista que tocaba las puertas de España, encontrando una fuerte resistencia por la mentalidad medieval que coexistía en la sociedad peninsular de esa época.

En la Europa del siglo XV se suscitarían importantes transformaciones ideológicas que afectarían a la población. Estos cambios responden al paso de la Edad media hacia el Renacimiento. Esta transición ideológica fue un proceso muy paulatino, debido al encuentro del enfoque teocéntrico rumbo hacia el humanismo.

Mientras el  resto de Europa se acopló rápidamente al Renacimiento, España actuó de manera más hermética, adoptando algunos elementos renacentistas, como las tecnologías en la navegación, los ideales de expansionismo impulsados por un espíritu de aventura, y los elementos lingüísticos que definirían al castellano como lengua oficial de España. Los elementos medievales españoles se ven claramente reflejados en el rigor que mantenían en sus ritos religiosos, donde se implementó la institución de la Santa inquisición.

Tras la llegada de los conquistadores a América colisiona una tríada ideológica compuesta primeramente por la religiosidad medieval, la impetuosa corriente renacentista, y finalmente la perspectiva indigenista del universo. Este agresivo encuentro se da en el Nuevo mundo y da como resultado un fatídico porvenir al cual estarían condenados los aborígenes por tiempo indefinido.

Según las crónicas de Colón, los indígenas eran considerados como “hombres sin almas” que necesitaban ser evangelizados y aceptar la nueva religión. Esto implicaba la sustitución de sus creencias y costumbres por las nuevas leyes estipuladas por la “civilización” española.  Las crónicas de la conquista ilustran claramente la actitud de superioridad que traían los conquistadores con respecto de los indígenas.


“Estos pareceres teológicos y jurídicos se apoyaban en la filosofía medieval sobre la naturaleza del poder de la monarquía; los límites entre lo espiritual y lo temporal, y la relación ente la cristiandad y los infieles” según el registro de las crónicas de conquista.

Todo el conjunto de progresos tecnológicos en los instrumentos de navegación, los primeros ideales de globalización y las nuevas formas de literatura prosificada son elementos propios del Renacimiento. Estos avances facilitarían el sometimiento de los indígenas por parte de los españoles.

Entre la variedad de riquezas descritas por el Almirante en su diario de navegación del primer viaje, son inventariados vastísimos elementos del reino mineral, animal y vegetal. Pero la mayor fuente de riquezas se objetivó en  la fuerza de trabajo indígena, por no constituir ningún costo para los conquistadores, esto gracias a las múltiples ordenanzas emitidas por la corona. Entre estas ordenanzas se encuentran las reales cédulas, los repartimientos de indios, las encomiendas y muchas otras formas de sometimiento que generaron las enormes riquezas que goza el Viejo mundo en la actualidad, en un rotundo contraste con la economía fallida latinoamericana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada