domingo, 23 de septiembre de 2012

Santa María de Canaán del Río Pelo


Santa María de Canaán del Río Pelo

El mes en que se celebran las fiestas en honor a la patria concuerda con el del aniversario de Santa María de Canaán del Río Pelo, como me contaba mi abuelita (QDDG) que se llamaba la ciudad donde nacieron sus abuelos, padres, ella misma, mi madre y luego yo. Tal nombre devenía de la naturaleza del pueblo original, pues el Río Pelo era tan caudaloso que cubría una buena parte del pueblo, lo demás  estaba sumergido en la vegetación silvestre y esta rodeaba los escasos potreros de los primeros habitantes del pueblo. Las secuelas de este río se observan en las calles empedradas y llenas de polvo que predominan en un 90% en la actual ciudad, que ahora es conocida y reconocida simplemente como El Progreso.

La conmemoración en honor a la Virgen de las Mercedes se lleva a cabo el último fin de semana del mes, por lo general un sábado, y por lo general bajo la lluvia. Inicia en las tardes con las carrozas y con las bandas de guerra en torno a las cuales la gente se aglutina con fervor. En la noche, en el centro y en el bulevar se establecen ramplas y sus conjuntos bailables de punta, bachata, reggaetón, merengue y a veces rock. El recorrido usual es desde la Sirena, pasando por toda la calle del comercio hasta llegar al parque Ramón Rosa, doblar en la Municipalidad, seguir hasta el bulevar y culminar en el obelisco.  

Casi todos los fines de semana se realizan fiestas en algunos barrios de la ciudad; se encienden fuegos artificiales; abundan los espectáculos de ebrios regurgitando o peleando en las calles. Algunos de ellos, como los grandes caballeros en batalla, juegan sus armas hacia el aire, o hacia otras personas, con toda la algarabía que les produce el aniversario de la inmaculada Virgen de las Mercedes, Santísima patrona de tan bella ciudad que evoca constantemente a su propio nombre, haciéndole honor siempre.

Y cómo obviar los divertidísimos clubes nocturnos de la ciudad. Tan entretenidos y fácilmente comparables con cualquiera de las grandes ciudades del mundo. Toda la música del momento en un solo lugar, en un ambiente de lo más excitante. Cuando se acercan las elecciones sus salones de baile se encuentran repletos de fabulosos retratos de los candidatos políticos del momento sorteando cubetazos de cerveza a los asistentes del club. Hay un club por cada partido, aunque nos quedamos algo cortos de clubes, con tanto partido nuevo que ha surgido ahora.

¡Qué bonita mi ciudad! Y qué dulce es el sonido de las motocicletas compitiendo en el centro y atravesando los barrios con sus escapes proliferando una estela de humo negro con un aroma floral tan placentera.

Los vecinos en su gran generosidad sacan sus equipos de sonido, subiendo el volumen al máximo para deleitar a la comunidad con sus rancheras y otros géneros musicales notables.

Si se anda a pie por el centro y por una de esas rarísimas casualidades de la vida lo llegan a asaltar, guarde la calma, entregue todo lo que ande encima y disfrute de sus últimos momentos de vida, porque seguro lo matan, colabore o no. Si anda en carro, deje algo de dinero dentro del vehículo, porque si el ladrón no sabe encenderlo sin la llave, por lo menos no le van a quebrar todos los vidrios de la cólera. Si anda en moto… mejor compre el ataúd por adelantado.

Venga y disfrute del carnaval más entretenido de nuestra bella Honduras. Aquí le esperamos con los brazos abiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada